Mal aliento: Sus causas, como detectarlo y eliminarlo de tu vida

By:
Categories: Higiene bucal
No Comments
Mal aliento: Sus causas, como detectarlo y eliminarlo de tu vida
5 (100%) 1 vote

La halitosis o mal aliento, no es considerada como una enfermedad, sino que es más bien una condición humana, que si pudiera estar relacionada a una enfermedad del aparato digestivo, del sistema respiratorio, infecciones de la garganta o alguna enfermedad en los dientes como las caries.

mal aliento

También puede ser causada por una dieta inapropiada o consumo de alcohol y tabaco hasta enfermedades de las encías, del aparato digestivo, de los pulmones o la garganta.

En la actualidad existen una gran cantidad de personas que padecen de halitosis, teniendo repercusiones en la manera en la que una persona se siente y se relaciona con los demás. Es más, es posible afirmar que casi todas las personas han padecido, o van a padecer, de mal aliento de manera temporal.

Está totalmente probado que el mal olor que caracteriza a la halitosis proviene, en su mayoría, de la lengua. Este órgano puede contener una gran cantidad de bacterias que segregan compuestos sulfúricos volátiles con olores desagradables.

¿Como saber si tengo mal aliento?

Es difícil que la persona que tiene mal aliento lo perciba, ya que somos incapaces de detectar el propio aliento; y, por otro lado también es muy difícil que alguien más te diga que lo tienes, por pena, incomodidad o falta de confianza con la persona con halitosis. Entonces ¿Cómo se puede saber si se padece de halitosis?

Normalmente, la persona que tiene consciencia de su problema de mal aliento es porque algún pariente o amigo, muy cercano, se le hizo saber. Esta dificultad para saber si se padece este problema puede llegar al extremo de un trastorno psicológico llamado halitofobia, o miedo a tener mal aliento, que hace que la persona se preocupe excesivamente por el olor de su boca llegando al consumo continuo de productos que contribuyan a ocultar el supuesto mal olor, y hasta a cepillarse los dientes de manera compulsiva.

Algunas de las formas en las que puedes saber si sufres de halitosis son: pasar la lengua sobre la muñeca varias veces, esperar a que la saliva se seque y olerla; frotar la lengua en un pañuelo, esperar a que se seque la saliva y olerla.

¿Qué hacer si tengo mal aliento?

Si ya estas consciente de que tienes este problema, una de las primeras cosas que hay que hacer es mejorar tus hábitos de higiene bucal, utilizando una pasta de dientes que tenga flúor y/o clorofila. Es importante que no te olvides de limpiar la lengua, con movimientos suaves para no lastimarla, para evitar la proliferación de bacterias.

Usa hilo dental y mejora tu cepillado

Utiliza hilo dental, por lo menos una vez al día para contribuir a remover los restos de comida que puedan haber entre los dientes. El cepillado dental, idealmente debe de realizarse tres veces al día, después de cada comida principal, o por lo menos dos veces al día (en la mañana y en la noche). Otra cosa relacionada con esto es cambiar de manera regular tu cepillo, ya que después de mucho tiempo se acumulan en él bacterias que pueden infectar la boca.

Mejora tu alimentacion

La alimentación también incide en el olor del aliento, aumenta el consumo de frutas y verduras y disminuye las carnes, también evita comer cebollas, ajo, u otros alimentos muy condimentados que puedan afectar el olor de tu boca. Tomar mucha agua contribuye también a combatir este problema.
Evita fumar y tomar bebidas alcohólicas, de estas últimas si se pueden consumir pero de una manera moderada. No dejes de visitar a tu dentista, el te ayudará a mantener la salud de tus dientes.

La importancia del enjuague bucal

Al lavar los dientes, controlamos las bacterias que causan las caries, pero no eliminamos las bacterias que están en los tejidos blandos de la boca, por ejemplo, la lengua. En la boca hay bacterias que producen caries, y bacterias que producen inflamación, sangrado y mal olor.

La mayor población bacteriana se encuentra en los tejidos blandos, no en los dientes, por lo que cepillarlos en forma adecuada es un procedimiento necesario para controlar las caries; pero si lo que deseamos es controlar los olores bucales, adicionalmente debemos usar otro tipo de procedimientos de higiene bucal como el enjuague bucal ya que posee sustancias adecuadas que disminuyan la fuente principal de mal olor.

El uso del hilo dental para remover residuos de alimentos que quedan atrapados entre los dientes o en restauraciones interproximales desajustadas es un procedimiento necesario para evitar que se desarrollen bacterias que producen mal olor, inflamación y sangrado de encías interdentarias; pero la lengua es una zona preferencial para la acumulación y el desarrollo de bacterias dentro de la boca, debido a la acumulación de residuos de comida, mucosidad, grasa y células muertas de descamación que, por lo general, no aseamos en forma adecuada, convirtiéndola en una verdadera esponja de bacterias y en una fuente importante de mal olor.

Por eso existen personas desdentadas totales, que no tienen dientes, pero que padecen de mal aliento; o por el contrario: personas con encías y dientes sanos que también tienen mal olor; e inclusive, personas con dientes cariados que no tienen mal aliento. Sin embargo, los casos en los que las personas tienen una enfermedad de las encías avanzada y no controlada también tienen una fuente adicional muy importante para el mal olor bucal.

Como elegir un enjuague bucal

Estos problemas pueden ser solucionados con el uso de enjuagues bucales, sin embargo el problema es que la mayoría de los enjuagues bucales que existen en el mercado contienen alcohol, ingrediente que produce ardor en los tejidos y resequedad, misma que, a su vez, se ha identificado claramente como una de las causas del mal aliento. Así que consulta con tu medico acerca de cual es el mejor enjuague bucal y no hagas casos a esas publicidades engañosas que hacen en la televisión.

Remedios contra el mal aliento

Los dulces o caramelos con menta pueden ser muy útiles para ayudarte a eliminar el mal aliento; aunque hay que tener cuidado con no excederse ya que pueden contribuir a la formación de caries en los dientes.

Existen varios remedios que se preparan en forma de té, y se utilizan como si fuera un enjuague bucal, después de haberse lavado los dientes, entre este tipo de remedios están: las ramas del perejil junto con tres clavos de olor; bicarbonato de sodio, también puede funcionar con sal, diluido en agua; con hojas de menta; de canela; o de ajenjo.

También hay algunos más que se toman en forma de jugo, entre los preparados que pueden contribuir a disminuir la halitosis, están: tomar medio vaso de jugo de zanahoria, espinacas y pepino después de comer; y tomar una vez al día un jugo de durazno, toronja, mango y hierbabuena.

Otras recomendaciones a seguir

  • Como ya ha sido mencionado, la higiene es imprescindible. También es necesario cambiar regularmente el cepillo de dientes, una vez cada mes o cada dos meses.
  • Evitar, en la medida de lo posible, los siguientes alimentos: cebolla, ajo, peperoni, salami, queso, tuna, bebidas alcohólicas y café. Así como también no fumar y tener una dieta balanceada.
  • Si vas a comer en un restaurant o en tu oficina, intente llevar contigo tu cepillo dental, para evitar que proliferen los malos olores por la descomposición de los restos de comida que se queden entre los dientes y la lengua. O, en el peor de los casos lleva contigo goma de mascar, caramelos de menta, o hasta la propia hoja de menta.
  • Pero lo más importante es no olvidar acudir al dentista de manera regular, por lo menos una vez cada seis meses. El dentista realizará una limpieza profunda a tus dientes, eliminando la placa que permanezca en los dientes, esto contribuirá a prevenir la aparición de caries, entre otras cosas, por lo que será menos probable que la halitosis se presente.
  • Si a pesar de tener una buena higiene dental, acudir al dentista, tener buenos hábitos de alimentación, no fumar, ni beber, se tiene un mal aliento, se debe acudir con un médico para poder determinar si el mal aliento es un síntoma de alguna otra enfermedad, y poder combatirla adecuadamente. Nunca debes olvidar que tu salud es lo más importante.